Corte de pelo – ¿A qué te ánimas?

¿Por qué sera que cuándo nos animamos a cortarnos el pelo es porque nuestra vida nos grita por un cambio? Creo que animarse a un cambio de look esta muy vinculado a nuestro estado de ánimo. Éstabamos tranquilas con la queja constante de nuestro pelo de puntas secas y de golpe puff  “chau pelo.. hola corte carre!” ¿Quién no vivió algo así?

“Las mujeres y su pelo”, se podría escribir un sin fin de libros sobre el tema: largo, corto, lacio, con rulos, con mota, etc. Nos quejamos de que algo le falta a nuestro pelo, pero aún así nos cuesta mucho cambiarlo, ¿por qué? ¡Porque en el fondo lo queremos más de lo que creemos!

Vamos a ver qué nos recomiendan las peluquerías que marcan tendencia en el país. Y quizás, alguna de ustedes, está en el momento justo para saltar hacia el cambio!

By Cerini:

corto con rulos

Por los hombros desprolijo con movimiento y flequillo (*Mi Favorito)

By Roberto Giordano :

Corte Carré

Corte Carré

By Leo Paparella:

Corto con flequillo y rulos

Corto con flequillo y rulos

By Roho:

Corte varón

Corte varón

Anuncios

La Historia de la peluquería

¿Sabías que la Peluquería es una profesión que lleva miles de años?

Según cuenta la historia, antiguas obras de arte fueron descubiertas mostrando personas trabajando con el cabello de otras. En Egipto los profesionales tenían peinados especiales dónde guardaban allí sus herramientas de trabajo. En esa nación tan grandiosa culturalmente, el pueblo se pelaba la cabeza, pero los sacerdotes, el gobernante, y miembros de la élite, dedicaban horas a cuidar su cabello jugando con diferentes peinados y tonalidades. Las pelucas también tuvieron su auge, y predominaban las tradicionales de pelo lacio, con flequillo, cortado muy parejo en un largo que llegaba a los hombros.

En Grecia, filósofos Aristófanes y Homero, mencionaban a la peluquería en sus escrituras. Los griegos hicieron del culto a la belleza algo fundamental: así cultivaban su cuerpo, rostro, y cabello, en búsqueda de un ideal físico.

Pero la historia que más me ha sorprendido, según he leído en WikiPedia, es en algunas culturas Africanas. Allí, se creía que el espíritu de las personas habitaba en el cabello de ellas, dándole a los peluqueros un estatus más alto dentro de su comunidad. Este estatus motivó a varios a querer ocupar esta profesión, desarrollando las habilidades de un peluquero, y una relación más intima creció entre ellos y sus clientes. Se dedicaban horas lavando, decorando, y tiñendo el cabello. Los hombres trabajaban en hombres, y las mujeres en otras mujeres. Y antes que un peluquero falleciera, sus herramientas eran entregadas a otro sucesor en una ceremonia especial.

Durante los miles de años que siguieron esta profesión continúo su camino desarrollándose en cada cultura y con un estatus diferente en cada Época. Hoy en día, son varias las escuelas de peluquería a través del mundo. Así, esta profesión sigue creciendo, innovando, y dejando sus huellas.

Si eres uno de ellos, no dejes de formar parte de nuestra comunidad dejándonos tus datos.
¡BienBella esta trabajando para vos!